ALIMENTACIÓN CONSCIENTE

¿SABÍAS QUÉ?

Todo lo que comemos se convierte en todo lo que somos. Nuestra piel, órganos, ojos, pestañas, pelo, pensamientos, sentimientos, sangre, saliva, dientes, encías, todo!

Nuestro estado emocional se ve directamente influenciado por nuestra digestión y por nuestra alimentación.

Uno de los grandes costos de la carne y hamburguesas que comemos es la deforestación de la amazonía. La ganadería bovina es responsable del 80% de la deforestación de este mágico lugar de nuestro planeta.

¿Sabías que nuestra necesidad de consumir grandes cantidades de alimentos se deben a la baja calidad de ellos? Cuando hemos intoxicado nuestro organismo por consumir alimentos de mala calidad, perdemos la capacidad de absorber verdaderos nutrientes. Lo que se traduce en falta de energía, en “ganas” de comer urgente algo dulce y en la necesidad constante de consumir grandes cantidades para tratar de satisfacer esa carencia nutricional crónica. Acabando con nuestras principales fuentes de vida.

La ALIMENTACIÓN CONSCIENTE es un estilo de vida. Es vivir conscientes de nuestro interior, nuestro exterior y nuestro entorno. Es ser parte de un todo y convivir armónicamente con él.

Es cuestionar lo que metes a tu boca y tener un diálogo con tu cuerpo, para en conjunto, decidir qué es lo que los hace sentir mejor.

Alimentarse conscientemente es querer disfrutar livianitos de esta vida. Es querer vivir llenos de energía, sin enfermedades, llenos de alegría! Es querer envejecer saltando, corriendo y riendo. Flexibles, con pocas arrugas, con la mente despejada y con el corazón libre.

Es vivir agradecidos. Dejar que los sabores, olores y texturas naturales acaricien tu alma cada vez que tocan tus papilas gustativas. Es aprovechar la perfección de la naturaleza, sentir que nada te falta y que todo lo tienes.

No es comer para saciar, es nutrirnos. Es la alimentación basada en ingredientes de origen vegetal. Alimentos de calidad, sin violencia, con la menor cantidad de químicos posibles y libres de hormonas. Es la práctica de comer limpio, saludable y rico. Consumir los alimentos en su estado original y puro. Con la menor cantidad de procesos posibles, libres de refinados. Es elegir lo que nos hace bien, no por que lo escuchamos de otros, sino por que lo sentimos.

La alimentación consciente no tiene que ver solamente con los alimentos que elijes, también tiene directa relación con cómo alimentas tus emociones, cómo nutres tus pensamientos y la forma en que mantienes vivo tu espíritu.

¡Somos pura luz y necesitamos luz para mantenernos vivos y radiantes! Puedo asegurarte que esa luz está adentro encendida, esperando a que entres a buscarla, a descubrirla y a liberarla, está esperando que le permitas salir y brillar con toda su intensidad.

Esta luz es la auto-conquista, el descubrirte y el enamorarte de ti. La palabra consciencia significa conocimiento: “El conocimiento que el ser humano posee sobre sí mismo, sobre su existencia y su relación con el mundo.”

De ahí que el sentirte feliz y pleno depende de tu grado de autoconocimiento, del nivel de la intimidad que tienes contigo y de tu grado de consciencia.

Empieza a conocerte, pregúntate cómo te sientes hoy, qué te gusta hacer, qué te gusta comer, cómo te sientes después de comer, pregúntale a tu cuerpo si se siente cómodo con el estilo y el ritmo de vida que estás llevando, pregúntate cuál es tu pasión, si hay algo que podrías hacer o cambiar para sentirte mejor, para vibrar de emoción, para sentirte realmente vivo y libre! 

Empieza a conversar contigo, escucha cómo tu cuerpo te habla, siente como te guía y como te quiere.

Devuélvele ese cariño cuidándote, comiendo alimentos llenos de luz, comida viva y bendecida por la tierra. Nutre tus pensamientos con imágenes positivas, con lecturas amigables, con conversaciones agradables. Relaciónate con personas que sean un aporte en tu vida, que te potencien, que te amen y que saquen lo mejor de ti. Alimenta tus emociones y sonríe. Comparte, ayuda y olvida el drama, busca actividades que te apasionen y que aporten con tu estado de felicidad. Haz ejercicio, baila, salta y nunca te olvides de jugar.

Alimentarte conscientemente es amarte, es querer lo mejor para ti y querer lo mejor para otros. Es respetar la vida. La tuya y la de todos esos seres vivos maravillosos que tienen el mismo derecho que tú de respirar, de poder ver ese lindo cielo que ves todos los días y sentir esa libertad infinita. Todas las vidas son sagradas.

Alimentarte conscientemente es elegir nutrir cada célula de tu cuerpo con amor y alegría.

¡Bienvenidos a la Nueva Alimentación!

___________________________

¿POR QUÉ COMER ALIMENTOS VIVOS? (pincha aquí)

One Comment Add yours

  1. Macarena dijo:

    Inspirador!!! muchas gracias!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.