BÁSICOS DE LA ALIMENTACIÓN CONSCIENTE

Siempre es bueno volver a los básicos.

Aquí les dejo 3 gráficas descargables con instrucciones simples para hacer zumos, batidos verdes y leches vegetales en casa.

Como hacer jugos verdes          Como hacer batidos verdes          Como hacer leches vegetales

Los jugos o zumos de hojas verdes, verduras y frutas representan un gran “descanso” para nuestro sistema digestivo. Contienen solo el extracto de los vegetales, dejando la fibra fuera. Entran pre-digeridos a nuestro sistema y de esta forma, nuestro organismo puede abastecerse de una gran cantidad de nutrientes en pocos minutos. ¿Si es mejor o peor que un batido o smoothie que contiene toda la fibra? Los dos son igual de beneficiosos, dependiendo de la hora del día y de quién los tome. Por ejemplo, si te levantaste apurado y necesitas despertar tu cuerpo y llenarlo de energía instantánea, un zumo cumplirá con creces. Es verdad que el azúcar de las frutas o verduras se filtrará a tu torrente sanguíneo rápidamente, pero una persona equilibrada y saludable la metabolizará sin problemas por ser de origen natural y vegetal. Además que va acompañada de un 70% de hojas y vegetales verdes. Por otro lado, si quieres reemplazar una comida, recargar energía después de hacer ejercicio físico, estás en un período de mucho estudio o si tienes problemas para regular los niveles de azúcar en tu sangre, lo ideal es un batido verde.

Las horchatas o leches vegetales, por su lado, son muy versátiles, están llenas de enzimas vivas, son una maravillosa fuente de grasas saludables y nos van bien en cualquier momento del día, heladas o tibias.

El gran aporte de estos tres básicos de la alimentación consciente es que ayudan a que nuestro sistema digestivo descanse. Sin darnos cuenta, lo tenemos trabajando 24/7 sin parar por la gran cantidad de alimentos intoxicantes que ingerimos a diario. Al tenerlo tan ocupado digiriendo elementos que ni siquiera reconoce como “alimentos”, nuestro organismo descuida nuestro sistema inmune y enfermamos con mucha más frecuencia. La principal labor de tu cuerpo es mantenerte vivo, sano y lleno de energía. Tiene todas las herramientas para auto-sanarse cuando está en buen estado y cuando no tiene que preocuparse de digerir kilos  de comida sin vida y llena de agentes artificiales. Es por esto, que al consumir batidos, zumos, leches vegetales y sopas, le hacemos fácil la digestión.

Mientras menos trabajo le demos a nuestro sistema digestivo, mayor será la capacidad de auto-sanarnos y mayor será la energía que sentiremos en nuestro día a día.

Recuerda que nada es blanco o negro, aprender a equilibrar es el camino más sano para nuestro cuerpo y nuestra mente.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.