YOGURT DE COCO

La receta de este yogurt vegetal es la más parecida al yogurt tradicional que he probado, superando su sabor, su textura y esa leve acidez que deja la fermentación despertará tus sentidos y hará que tu cuerpo explote de felicidad!! Tus organismo agradecerá el refuerzo de probióticos y bacterias buenas que le estarás inyectando. Si quieres entender más sobre probióticos LEE AQUÍ

El tipo de coco que necesitas para esta receta es el coco tierno (el que ves en las fotos), sin embargo también puedes hacerla con el coco maduro o seco (el café). En ese caso debes pelarlo, sacarle la cáscara café y dejar solo la carne blanca. Remójala de 4 a 6 horas y prepara tu yogurt. La textura quedará un poco más espesa y sentirás pequeños pedacitos de coco pero el sabor es riquísimo igual!

INGREDIENTES

– 2 tazas de carne de coco tierno
– 1/2 taza de agua del mismo coco
– 1 cápsula de probióticos en polvo

PREPARACIÓN

1. Saca el agua de tu coco tierno y pártelo por la mitad (con mucho cuidado y con la ayuda de un buen y gran cuchillo)

IMG_6779
2. Raspa y saca la carne con la ayuda de una cuchara.

IMG_6782
IMG_6783
3. Abre la cápsula de probióticos y licúa el polvito con la carne y el agua del coco. Puedes regular la textura que quieras aumentando o disminuyendo la cantidad de agua.

IMG_6785
IMG_6784
¿Qué probióticos utilizo?

IMG_7278
Esta es la marca de las cápsulas de probióticos que compro. La encargo a EEUU a través de personas que viajan o por medio de www.iherb.com (si vas a pedirla online te recomiendo que averigües toda la información relacionada con las importaciones de tu país por que en algunos casos pueden retener este tipo de productos o te piden una serie de trámites caros y largos. La forma en que a mi me ha dado resultado es pedirlos con envío gratuito a 3 meses, así te llegan directo a tu casa y no corres el riesgo de que retengan tu compra).

Estos probióticos son veganos, no contienen lácteos, ni soya, ni gluten y tampoco contienen saborizantes, preservantes, ni ingredientes artificiales. También puedes buscar en tiendas naturistas otras alternativas que cumplan con estas mismas características y que contengan arriba de 50 billones de CFU (Colony Forming Unit). Esta es una medida que tiene relación con la cantidad de bacterias y levaduras buenas contenidas en las cápsulas, su capacidad de sobrevivir y de reproducirse dentro de tus intestinos.

Estas bacterias son muy sensibles y necesitan condiciones específicas para sobrevivir y poder llegar a poblar nuestro segundo cerebro (nuestros intestinos). Por lo tanto, mientras mayor cantidad de bacterias vivas ingresen a nuestro sistema, mayores serán las posibilidades de recibir los verdaderos beneficios de esas colonias, por que muchas no llegarán vivas. Es por esto la importancia de fijarse en la cantidad de CFU´s.

4. Vierte tu yogurt dentro de un recipiente de vidrio o cerámica, cúbrelo con una servilleta de tela o una tela tipo tul y un elástico y ponlo dentro de una deshidratadora de alimentos a 45ºC por 10 horas. Si no tienes deshidratador puedes ponerlo sobre un horno eléctrico a baja temperatura o en un lugar con clima cálido y ventilado. También puedes probar haciéndolo en una yogurtera.

IMG_7276
A medida que tu yogurt se vaya fermentado, se formará una costra en la superficie. Cuando hayan finalizado las 10 horas puedes retirar esa costra y disfrutar de tu yogurt con frutas frescas, frutos secos, semillas y miles de opciones más!

IMG_7277
IMG_7282
IMG_6898

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.